Cómo las semillas te ayudan con el ciclo menstrual?

Todas las mujeres somos diferentes, sin embargo todas tenemos algo en común, la visita que nos llega una vez al mes. Esta visita generalmente viene acompañada de una serie de síntomas que no son nada agradables, que afectan nuestro bienestar, nuestro humor e incluso el humor de las personas que tenemos a nuestro alrededor. Y es que, a cual de nosotras no nos han dicho alguna vez: estás fastidiosa, estás entus dias?

En mi búsqueda de ser mejor cada día, me encontré que el llamado síndrome pre-menstrual (SPM) no es algo normal, lo normal es que nuestra menstruación llegue sin o con muy pocos síntomas, estos síntomas noson más quela muestra de que algo no estamos haciendo del todo bien.

Entonces me imagino que se te viene a la mente la pregunta:

Qué puedo hacer para no sufrir o aliviar mis síntomas del tortuoso SPM?

Lo primero es aclarar qué pasa con nuestro cuerpo todos los meses? Hay dos homonas que son clave en la regulación de nuestro ciclo menstrual, el estrógeno y la progesterona. Durante la primera fase del ciclo los niveles de estrogéno aumentan, para luego disminuir lentamente en la segunda fase, mientras los niveles de progesterona aumentan.

Para ayudarte a mantener el balance en los niveles de hormonas durante todo el ciclo puedes incluir en tu alimentación semillas, es tan sencillo como consumir dos cucharadas a diario de un tipo de semillas específicas en el momento adecuado y listo.

Qué semillas debo consumir?

Como cada mujer tiene ciclos únicos, lo primero que debes hacer es determinar la duración de tu ciclo; supongamos que tu ciclo es el ideal de 28 días, el primer dia del ciclo es el dia que empieza la menstruación, entonces tu ovulación será el dia 14, si tu ciclo es diferente debes dividir tu ciclo entre dos, la primera mitad de tu ciclo se conoce como fase folicular y la segunda mitad como fase lútea.

Durante la fase folicular debes consumir una cucharada diaria de semillas de linaza y una cucharada de semillas de calabaza (auyama). Durante la fase lútea debes consumir una cucharada diaria de semillas de ajonjoli y una cucharada de semillas de girasol.

Cómo las consumo?

Lo ideal es que sean frescas y orgánicas. Se pueden agregar a las ensaladas, a los bowls de frutas, a los jugos o hasta solas como merienda. También se pueden moler y agregar a harinas para hacer arepas o panes.

Por qué estas semillas y no otras?

Las semillas de linaza calabaza son ricas en ácidos grasos (omega 3) por lo que contribuyen a que el organismo pueda metabolizar el estrógeno. De igual manera son ricas en magnesio y zinc, minerales necesarios para el balance hormonal. Las semillas de girasol y de ajonjoli son ricas en vitamina E y zinc, que estimulan la producción de progesterona, así como acidos grasos (omega 6) que actúan como bloqueadores del exceso de estrógeno.

Cuales son algunos síntomas de desbalance hormonal?

Cuando nuestro organismo tiene exceso de estrógeno sentimos dolor o sensibilidad en los senos, pueden aparecer fibromas, nuestros periodos son abundantes y pueden llegar a ser irregulares, presentamos la retención de líquidos que es cuando “aumentamos” de peso antes de la menstruación y que mágicamente se va cuando se nos quita, al igual que nos puede llegar a doler la cabeza. Cuando el caso es que presentamos deficiencia de estrógeno nos sentimos cansadas, aumentamos de peso sin razón, nos sentimos deprimidas, aparece el insomnio, nuestra piel se ve seca, podemos padecer de infecciones de la vejiga recurrentes y sequedad vaginal.

Cuando tenemos exceso de progesteronase hace presente el cansancio, dolor de cabeza y la molesta sensibilidad en los senos. Cuando el caso es que presentamos deficiencia de progesterona puede aparecer el síndrome de ovarios poliquísticos, los fibromas, menstruaciones abundantes, acné, las migrañas, e incluso algunas mujeres presentan problemas para concebir.

Te cuento mi experiencia:

Mis ciclos eran muy largos, por lo que los doctores decidieron enviarme hormonas para llevarlos a los valores normales, después de un tiempo estas dejaron de funcionar y eran más los efectos negativos que los positivos, por lo que deje de tomarlas. De un tiempo para acá estoy consumiendo las semillas, el síntoma más notorio que desapareció por completo fue el dolor de cabeza, para mi era una tortura todos los meses, eran dolores muy fuertes que no podia calmar con métodos naturales. Otro síntoma que no ha desaparecido del todo pero va en descenso son los cambios de humor, antes de empezar con el “Seed Cycling” todos los meses sentía que nadie me quería, en especial Edu 🙂 Antes de consumir semillas mis ciclos estaban dentro de los valores normales pero eran de al menos 35 días, actualmente se ha reducido a 30.

Aún cuando para mi han sido muchos los beneficios que he experimentado recuerda que cada una de nosotras es diferente, que lo que para alguna funciona muy bien para otra puede que no, allí el concepto de bio-individualidad. Si tienes alguno de los síntomas que te menciono puedes poner en práctica el “Seed Cycling” y por favor déjame saber tu experiencia.

Love, Ori.


DESCARGA AHORA GRATIS
21 DIAS DE BIENESTAR.

 

Descarga aquí
Love, Ori